mira

buscar

Busca Noticias en Guatemala↴

martes, 28 de julio de 2009

Carta Publica desde Honduras

El Abogado don Jaime Guell Bogran ha sido diplomatico de carrera, haciendo funciones diplomaticas en Europa, ha sido embajador de Honduras en Costa Rica, El Salvador y España, tambien se ha desempeñado cono ex vice Canciller de la Repulica.

Señores periodistas:
La realidad sobre la crisis que actualmente vivimos en Honduras está siendo tergiversada y hace ver al Ex-Presidente Zelaya como un abanderado de la democracia, la legalidad y los pobres. Nada más alejado de la verdad.

Yo soy un hondureño, viudo y de la tercera edad, y ya poco me importa lo que me pueda pasar a mí en lo personal. Pero tengo hijos y nietos a quienes adoro y para quienes deseo una vida en paz, democracia y libertad y, de hacerse realidad el deseo expresado por algunos Jefes de Estado de imponernos nuevamente a Mel Zelaya como Presidente, pasaría lo que sucedió en Venezuela, en donde, en nombre de la democracia, forzaron el retorno de Chávez al poder y se ha eternizado en él, con las consecuencias que ya todos conocemos. Pero, en Honduras, lo tenemos bien claro: No hay “Mel” que dure cien años, ni pueblo que lo resista.

Lo que sucedió en Honduras no fue un golpe de Estado, sino la culminación de un proceso iniciado por la sociedad civil: iglesias, gremios, estudiantes, mujeres organizadas, periodistas y todo un pueblo, sin distinción de clases, que en su inmensa mayoría, clamó para poner fin a las arbitrariedades y al irrespeto de la Constitución y de las leyes por el Gobierno de Zelaya. Zelaya hizo caso omiso de la ley y desconociendo los fallos de los tribunales de la República, quizo hacernos ir a una "encuesta", violando la ley y con un procedimiento que no tenía garantía alguna para evitar un fraude. De hecho, los empleados públicos fueron forzados a firmar el voto afirmativo so pena de ser destituidos y la gente pobre no era atendida en los hospitales públicos si no firmaban su apoyo a la encuesta. De manera que esa encuesta, además de ilegal, era fraudulenta y abusiva.

Al declarar el Tribunal de lo Contencioso Administrativo la ilegalidad de la acción de Mel, este insistió, ordenando a las Fuerzas Armadas que participaran en la encuesta, a lo que estas se negaron, dado que había un fallo del citado tribunal y del Tribunal de alzada declarando ilegal ese acto y prohibiéndoles participar en ella. Eso desencadenó el proceso que logró la destitución de Zelaya, con la votación unánime de todos los diputados del Congreso de la República presentes en la sesión del día de ayer, atendiendo al fallo de la Corte Suprema de Justicia y a los dictámenes de la Fiscalía General, la Procuraduría (abogada del Estado), el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos y ewl Tribunal Supremo Electoral. Las Fuerzas Armadas solo cumplieron con la orden que les fue dada, en el respeto de nuestras leyes, para evitar que al día siguiente, se disolvieran los poderes del Estado y el Ejecutivo gobernara por decreto, tal como lo amenazó Zelaya EN PRESENCIA DEL EMBAJADOR AMERICANO, HUGO LORENZ, cuando quiso imponer al Congreso Nacional sus candidatos para ocupar los cargos de Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, hace apenas unos meses. En esa ocasión, gracias igualmente a la firmeza de los Diputados y al apoyo de la Sociedad Civil, logramos que se nombrara una Corte que ha demostrado su independencia y su respeto a la ley.

Señores periodistas: Para la inmensa mayoría de los hondureños, el Gobierno de Manuel Zelaya ha sido una desgracia: despilfarró todos los recursos de la Estrategia para la Reducción de la Pobreza,. de los cuales apenas un 3% llegó a los más necesitados; usó de los recursos nacionales como si fueran de su propio peculio; corrompió al país e hizo todo lo posible por deslegitimar nuestras instituciones: dividió y enfrentó a la nación hondureña e inclusive convirtió a nuestro país en una gran pista de aterrizaje para el tráfico de drogas. Solo en lo que va del año, diez y seis (16) aviones con bandera venezolana han sido encontrados estrellados o quemados, después de dejar su cargamento de drogas en el territorio nacional. El contenido de los mismos era demasiado grande para que lo pudiera aspirar el Presidente Zelaya y sus amigos en sus francachelas, por lo que no cabe duda cual era el destino de esa droga (Toda esta información puede ser corroborada en la prensa nacional) Nos preguntamos ¿cuántos aviones cargad os de cocaína habrán pasado por el territorio nacional sin que nos enteráramos?

Es curioso que cuando se destituyó a los Presidentes Assad Bucaram, de Ecuador, Collor de Melo, de Brasil y Jorge Serrano Elías, de Guatemala, e inclusive al Presidente Nixon, de los Estados Unidos de América, no se hiciera lo que se nos está queriendo hacer a nosotros. Sería quizás porque no eran amigos del grupo de Chávez y los hermanos Castro?

Pues en nuestro país, hemos destituído, por la vía legal, sin derramar sangre, a quien quería seguir los pasos de su paradigma, Hugo Chávez.. La destitución no se llevó a cabo para que los militares asumieran el poder, sino para preservar el orden constitucional y legar a nuestros hijos un país en paz y democracia.

Yo les ruego, señores, estudien bien la situación de nuestro país, vengan a Honduras sin prejuicios, informen con responsabilidad y apegados a la verdad y no se conviertan en cómplices inocentes de sátrapas como Chávez y Castro y, sobre todo, estén vigilantes para que no nos suceda lo que a nuestros hermanos venezolanos.

Para finalizar, quiero decirles que los hondureños no permitiremos que se nos imponga desde el exterior una tiranía. Resistiremos hasta cuando sea necesario y haremos que el Presidente Micheletti finalice el período de Zelaya y garantice, como estamos seguros de que lo hará, la celebración de las elecciones fijadas para el último domingo de noviembre del año en curso, para que en enero asuma el Presidente a quien elijamos libremente los hondureños.

Atentamente,

Jaime Güell Bogran

10 comentarios:

  1. Fracisco Jose Banegas Rivera es Ing. Agonomo de profecion con una Maestria en Desarrollo Local en la UNiversidad Tecnoligica Centroamericana(UNITEC).

    Mi pais es un lugar hermoso con recursos naturales magnificos,
    playas de ensueño, culturas vivas, gente muy linda, trabajadora
    y hospitalaria.

    Desde que tengo uso de razon mi pais se va ahogando en la
    corrupcion, pobreza analfabetismo, mal sistema de salud, etc.

    Me pregunto si teniendo tanto recurso, por que en vez de
    crecer nos hundimos?
    Me da pena y tristeza que nos gobiernen personas cuyo objetivo
    general es el enriquesimiento, poder, fama y se olviden de esos
    si esos que siegamente van a depositar sus esperanzas en ellos
    cada cuatro años.
    Me da tristeza que siempre andamos pidiendo prestamos y ayudas
    a los demas gobiernos para salir de los problemas, es que acaso
    no estan preparados nuestros dirigentes para buscar los mecanismos
    que nos lleven a una mejor condicion de vida ( Son ignorantes
    tambien). Pero eso si les gusta andar en buenos carros, buenas
    lociones, bien calzados y vestidos, pero de la cabeza dejan mucho
    que desear.

    Hace cuatro años se eligio un nuevo presidente en mi pais, solo
    le quedan 6 meses en su gobierno. Han sido 4 años pesimos, por
    no decir calamitosos, estoy hablando del gobierno de Mel Zelaya,
    diputados, ministros, jueces.

    Por que?
    Cuando comenzo su gobierno dijo que iba a combatir la corrupcion
    entre otras cosas el tipico discurso de politico. Pero como siempre
    se aprovechan de la humildad e ignorancia de la gente del pueblo
    el cual es mayoria en Honduras.
    Este año 2009 para variar un poco ha sido el peor de todos, ya
    que nuestros gobernantes se han olvidado de nosotros ya que se
    han embelesados por reformar la constitucion en su totalidad y de esa
    forma argumentan que solucionara los problemas que nos aquejan.
    Como ser:
    1. Problemas de la salud. Virus (A(H1N1)), alerta sanitaria en
    Honduras han habido muertes y se han registrados mas de 100 casos,
    y el gobierno bien gracias, solo dicen la cuarta urna (la de la
    constituyente).
    2. Movimientos Teluricos 7.1 en la escala de Richter y sus replicas
    el cual dejo daños de infraestructura y muertes, daños secundarios
    que podrian empeorarse con la llegada del invierno, y el gobierno bien
    gracias gastando el recurso del pueblo en una cuarta urna.
    3. Crisis economica mundial, me dio risa pero de colera lo que dijo
    un politico llamado Carlos Montoya, de que Honduras no sufrira la crisis
    y que esta preparada para eso por que aqui se produce cafe, banano
    , oro, madera, etc. es muy optimista, como tiene pisto.
    4. Corrupcion. Escandalos como el de Hondutel y a nadie han agarrado
    para que pague por el delito.
    5. Inseguridad, crecimiento acelerado de robos, bandas de secuestro,
    muertes, narcotrafico, que han dejado sangre en esta tierra del Centro
    de America.
    6. Pobreza, La indigencia en Honduras es alarmante, el pobre es mas pobre
    y el rico mas rico.
    7. Desempleo, el cual ha aumentado y tiene al borde de la
    desesperacion a las personas.

    Y a todo esto el gobierno de Mel bien gracias, solo nos enseñan los cuatro
    dedos de la mano la cual tienen bien entrenada para robar y hacer
    otras cosas mas.

    Lo cierto es que nosostros no tenemos que estar ni en la izquierda,
    ni en la derecha, sino que buscar nuestro propio rumbo y unirnos para
    sacar adelante a nuestro pais.

    POLITICOS y esto va para los tres poderes del estado estudien y
    preparence para saber DIRIGIR al pais con ETICA y PROFESIONALISMO y
    no para abusar de él.

    JUVENTUD ahora sabemos el rumbo de un pais que esta en el olvido,
    el caos y desequilibrio social, PREPEREMONOS bien para que hagamos de
    Honduras un lugar digno y desarrollado.
    EN EL FUTURO SEPAMOS ESCOGER NUESTROS LIDERES.

    ATTE. Un patriota mas. Francisco Banegas.

    ResponderEliminar
  2. Por: Angel Antonio Claros Cordaova.
    Estudiante de la carrera de Relaciones Internacionales en el area de Ciencias Politicas de la Universidad Tecnologuca Cetroamericana (UNITEC).

    Una de las cosas más graciosas y jocosas de esta vida consta de sentarse a escuchar los distintos intentos que la gente realiza por parecer interesante o inteligente. La cantidad de intentos que la gente emprende son impulsados debido a la necesidad de ser escuchada (aun que lo que tengan que decir carezca totalmente de sentido y utilidad). Al igual que la gente en cuestión, yo también soy culpable, especialmente durante las reuniones con mis amigos los fines de semana. En dichas reuniones se abordan temas tales como: los deportes, la religión, experiencias pasadas, las mujeres y su complejidad y por último el tema del cual todo el mundo cree tener la última palabra al respecto y la solución para todos los problemas que derivan de él: la política.

    ResponderEliminar
  3. Aun que nadie realmente conoce a profundidad la política (yo mismo no puedo considerarme como un experto) todas las personas incluso los religiosos pretenden emitir opiniones validas acerca de su uso, actores, relaciones, problemas y posibles soluciones. Es debido a esto, que en el presente ensayo tratare de desligarme totalmente de este grupo de “politólogos” que emiten juicios sesgados y parcializados de acuerdo a sus intereses.
    La complejidad de nuestra política
    Cuando tratamos de hablar de la política en Honduras, inmediatamente acuden a nuestra mente las siguientes preguntas: ¿Quiénes son realmente los principales gestores de la política? ¿Qué ideologías abrigan los proyectos políticos de estos gestores? ¿Quiénes personifican la izquierda en nuestro país? ¿Quiénes a la derecha? Una vez que creemos tener un idea de las posibles respuestas a estas interrogantes se nos ocurre tal vez la pregunta más importante y enigmática de todas ¿Por qué la política no ha podido resolver los problemas de Honduras?

    ResponderEliminar
  4. Es curioso que las respuestas a estas preguntas son solamente eso: respuestas, ya que las pocas personas que conocen y saben de política en nuestro país no son ni serán actores de cambio. Desde que Honduras como país alcanzo la independencia el 1 de julio de 1823 la sociedad de esa época estaba caracterizada por una profunda división, estratificada en una pirámide social. Dicha pirámide constaba de dos niveles: los criollos y peninsulares en la cúspide y los mestizos, indígenas y negros en la base. Los criollos y peninsulares ejercían una hegemonía absoluta de poder impidiendo que las capas inferiores pudieran decidir ni mucho menos opinar sobre cuestiones económicas, sociales, religiosas o políticas. Con el correr de los anos se dio a lugar un grupo más en la pirámide social: el de los comerciantes y mercaderes. Este nuevo grupo o nivel contaba con lo que se conoce como poder económico, mermando de esta manera la cuota de poder que estaba reservada exclusivamente a los criollos y peninsulares.

    ResponderEliminar
  5. Desde la fecha de independencia han transcurrido ya 186 años por lo cual podría decirse que la sociedad de la época independentista es profundamente distinta a la actual. Aun que resulta tranquilizante aseverar que hemos cambiado, no podemos negar el hecho de que todavía vivimos en una sociedad en la cual el poder político y económico son los protagonistas de la política nacional mientras que los descendientes de la base piramidal independentista forman parte de una audiencia pasiva que ovaciona fervientemente la pésima actuación de la clase política del país. Esa pasividad ha sido inculcada a todas la generaciones a través de frases como “si voto por uno o por otro, siempre será lo mismo” o bien “Los que mandan en este país siempre son los mismos”. Son frases como estas que aun que ciertas, han reducido la potencia de la voces hondureñas a simples susurros.

    ResponderEliminar
  6. Sumado a todo lo anterior mucho podría decirse de la ambigüedad ideológica que caracteriza a los partidos tradicionales de nuestro país. Históricamente el partido popular y que recoge el sentir de la colectividad hondureña es el partido liberal de Honduras, mientras que el que cobija los interés de la cúpula empresarial y económica del país ha sido el partido nacional. Aun que ambos partidos alegan ser ya sea de izquierda en el caso del partido liberal o de derecha en el caso del partido nacional, es evidente que ambos se inclinan en una misma corriente centro derecha. A su vez la concepción de Mires sobre la verdadera naturaleza ideológica de los partidos en América latina es aplicable a Honduras ya que tradicionalmente el partido nacional se ha constituido como una derecha económica y no política y a su vez el partido liberal como una izquierda ideológica.
    Para remover definitivamente la máscara empática y sincera de nuestra política diré que una de las construcciones ideológicas más utilizadas por uno y otro partido durante las elecciones, es la idea que todos los hondureños y hondureñas participamos activamente en política y que cualquiera que no lo haga es un traidor a la patria y comunista. Bajo esta idea sublime mas no real de participación ciudadana justifican acciones que en reiteradas ocasiones han ido e contra del imaginario colectivo en cuanto a la administración del país, argumentando que el pueblo ha depositado en ellos sus aspiraciones de desarrollo. La idea de formar parte activa de las decisiones sobre el rumbo del país erradica cualquier idea subversiva y contraria a aquellas establecidas por los que detentan el poder.
    Aun que se supone que todos los ciudadanos participan activamente en política, existe una creciente a apatía entre la población. Aproximadamente un 44.62 % de la población no voto durante los comicios del 2005 lo cual significa que el actual presidente ganó las elecciones con un margen muy pequeño de los votos. Así que si realmente cree que la política es un espacio de participación ciudadana, piénselo nuevamente.

    ResponderEliminar
  7. Actores de la política hondureña
    Los actores son muchos, existen aquellos actores protagónicos como lo son los partidos políticos, el poder ejecutivo, el poder legislativo, el poder judicial, el poder económico y todos aquellos que constantemente están a la vista en el escenario público. Se encuentran también aquellos actores que tras bambalinas forman alianzas con el mejor postor para influir de una u otra manera en las decisiones de los demás actores, estos son generalmente los mismos actores protagónicos, las organizaciones sindicales, las instituciones estatales, la empresa privada y particulares que se ven afectados directamente por las decisiones de los demás actores. Además de los actores protagónicos y los actores ocultos a la vista se encuentran aquellos que inclinan la balanza a favor del que mejor ha sabido jugar sus piezas, por ejemplo las organizaciones femeninas, organizaciones rurales y todas aquellas que son minorías en la toma de decisiones.
    En general lo que buscan estos actores desde una perspectiva marxista del poder es ejercer una hegemonía sobre los demás actores para imponer su visión política, económica y social del país. Para lograr esa hegemonía recurren en muchas ocasiones a justificar sus fines con medios viles, engañosos y cínicos. Esto es particularmente visible en las alianzas políticas del candidato derrotado con el vencedor, ya que saben ambos no podrán vencer a sus opositores estando separados.
    Todos los actores logran sus cometidos controlando también el cuarto poder. La agenda es modificada e impuesta según los intereses de los que controlan la información, y la paga que reciben de aquellos que se benefician con la información.
    La actual política hondureña
    Si recordamos un poco nuestra historia política podríamos decir que tradicionalmente Honduras ha sido un país de ideas conservadoras, por lo tanto de una ideología derechista. No obstante, recientemente debido a la ineptitud según Eolo Díaz de los partidos tradicionales han surgido nuevos liderazgos que han sabido leer las necesidades de los sectores olvidados por la política tradicionalista. Este nuevo liderazgo es personificado por el actual Presidente de la República Manuel Zelaya Rosales, quien ha revolucionado y cambiado arcaicos paradigmas que residían en la actual, impotente y asustadiza clase política y económica del país.
    Para mantener cualquier clase de liderazgo que atente contra una estructura política tradicionalista y corrupta como la nuestra, será necesario construir redes de apoyo en todos los campos de la sociedad hondureña para que respalden cualquier iniciativa radical. El presidente ha recurrido a un clientelismo político extremo para lograr su cometido, y aun que muchos lo considere un ignorante terrateniente no podemos negar que sabe ganarse a las masas. Este hecho ha posibilitado su rápido ascenso en popularidad entre la población rural que constituye un 54.5% de la población.
    Imposible será creer que este liderazgo no tendrá opositores unidos con el fin de contrariar alguna o todas las iniciativas del Poder ejecutivo. La oposición tiene muchos nombres: el Congreso Nacional, el COHEP, el Ministerio público, el partido nacional, el partido liberal, los colegios magisteriales y muchos otros que han formado una coalición anti – reformista que no cesara de oponerse al cambio. Es interesante observar como cada uno de estos opositores manifiestan abiertamente su negativa a las iniciativas del poder ejecutivo y pareciera que por primera vez en nuestra joven historia la sociedad civil se ha unido con un solo propósito: liderar las facciones conservadoras del país en un frente unido contra el poder ejecutivo.

    ResponderEliminar
  8. Resulta irónico hoy día lo que menciona el artículo 4 de la constitución el cual establece que ninguno de los tres poderes del estado es subordinado al otro. Sin embargo, los tres poderes en lugar de buscar un punto de común acuerdo para impulsar el tan ansiado plan de nación, buscan siempre la manera de imponer el imperio de sus ideas y proyectos según mejor les parezca y convenga. Es debido a esto que existe un divorcio en la política hondureña que genera conflicto e intrigas y una creciente ingobernabilidad.
    Este nuevo liderazgo, característico por su inestabilidad y volatilidad que depende en su mayoría del control de la agenda pública ha dejado un rastro de inconformidades, enemigos y problemas sin atención alguna. Debido a la búsqueda constante de apoyo que emprende el presidente, esta ha limitado su visión solamente a esta efímera empresa, por lo tanto cuestiones de importancia nacional como los desastres naturales, la ingobernabilidad en la máxima casa de estudios, los altos precios de la energía eléctrica e incluso foros regionales encaminados a resolver el flagelo de la violencia en los países de América latina han sido colocados en el olvido hasta asegurar el apoyo incondicional del pueblo a sus iniciativas.
    Es curioso que muchos mencionen que estamos camino a una crisis política. Si se me permite, podría decir que vamos en sentido contrario al que muchos fatalistas han predicho. El poder ejecutivo sin tener una noción clara de las implicaciones de sus muchas acciones ha motivado el despertar indirecto del sistema político del país. El congreso nacional emite muchas leyes que en administraciones anteriores, el poder judicial (específicamente la sala de lo constitucional) ha recibido muchos más recursos de amparo y ha emitido muchas más resoluciones que en épocas anteriores, se han formado muchos más frentes de movilización civil y así sucesivamente. Por lo tanto, podríamos decir que las instituciones gubernamentales y frentes civiles finalmente han despertado de un prolongado letargo, listos para luchar no por Honduras, sino en contra de los ideales reformistas del ejecutivo.

    ResponderEliminar
  9. Recordemos siempre que si queremos buscar algún culpable en todo este embrollo, no personificar la culpa al atribuirla a una sola persona, si queremos a un verdadero culpable, culpemos a la ideología que dirige las acciones de sus artífices.
    La política en el 2010
    ¿Qué nuevos desafíos nos esperan para el año 2010? ¿Cuáles serán las ideologías que conducirán las acciones de la nueva administración? ¿Tendremos siquiera una nueva administración? A ciencia cierta no es preciso saber las respuestas, pero si podemos estar seguros siempre que el pueblo hondureño jamás aprenderá de sus errores, y es debido a eso que sufrimos cada cuatro años de un incurable síndrome de Estocolmo colectivo que nos guía siempre al despeñadero.
    En lugar de recurrir al constante olvido, veamos el vaso medio lleno al momento de analizar las ventajas de los nuevos liderazgos en América latina y extraigamos de ello un aprendizaje que nos muestre una mejor manera de administrar la vida económica, política y social de nuestro país. Los nuevos liderazgos no solo son la base para un regreso a la democracia participativa, sino son una oportunidad para acercar a las capas desposeídas con sus dirigentes y que estos conozcan a fondo a sus gobernados. La próxima administración no solo se enfrentara a pruebas de carácter económico sino que lidiara con una desestabilización social y una desconfianza generalizada en las instituciones de gobierno. La nueva administración deberá ver esto como una oportunidad de establecer lazos más cercanos con el pueblo y que esta manera el pueblo tenga respeto y confianza en sus electores. Ya que ningún partido o candidato puede exigir ni mucho menos pedir lealtad cuando ha sido esto lo que ha falta en su carrera y seguramente en su campaña proselitista. Es hora que la política del país tome un nuevo rumbo y exijamos que ese rumbo que es prometido durante la campana sea cumplido durante el gobierno y si en dada caso no lo es, alcemos nuestras voces para que así lo sea.
    Seguramente para el próximo año (si experimentamos un cambio de gobierno) veremos los estragos de un gobierno que mal administro y despilfarro el erario público subvencionando medidas populistas, observaremos con tristeza que los detractores de dichas medidas formaron alianzas luego con sus principales opositores, romperemos en cólera cuando no podamos pagar el sustento básico de la alimentación hondureña y en general veremos los restos de un país desgarrado por una guerra sin violencia. ¿Acaso no nos damos cuenta que vivimos en condiciones propias de un periodo de postguerra? Repitamos el ejemplo de nuestros hermanos japoneses y juntos reconstruyamos una Honduras lista para una nueva década llena de desafíos y oportunidades.

    ResponderEliminar
  10. Aquí termina artículo de Angel Antonio Carlos Córdoba (Hondureño)

    ResponderEliminar

Ponga sus opiniones, trate de ser lo más justo posible. Si puede, fundamente sus ideas con línks. La única razón por la que borrariamos un comentario sería porque contiene "Malas Palabras".

Productos Relacionados

Seguidores

Articulos más vistos