mira

buscar

Busca Noticias en Guatemala↴

lunes, 16 de noviembre de 2015

Suecia en Anarquía se parece a Guatemala.

Nos conviene más entendernos como una comunidad global, y entender que los más vulnerables de nuestros hermanos, no importa lo lejanos que se sientan, nos hacen también vulnerables a nosotros.

Siento un vacío lleno de pánico silencioso al leer como suben las cifras de criminalidad en Suecia. El extracto del artículo “Suecia desciende en caos” es un fuerte punzón emocional. Pues ser refugiado de Guerra es trágico, es inhumano, es cruel. Y ver como una invasión de refugiados destruye un ejemplo global de justicia y tranquilidad, es ver morir una luz. 

Desde que yo tengo memoria la violencia y el crimen son parte de la realidad latinoamericana, pero no de Suecia. Hoy, la violencia y el crimen son parte de la realidad Global. Es evidente que nuestra primera prioridad debe ser crear una cultura participativa global capaz de cumplir con los objetivos comunes de una especie autoconsciente. Suecia, pese a su población ejemplar, es vulnerable debido existen poblaciones vulnerables afuera de Suecia.  La humanidad madurará en la medida en que la persecución por la felicidad de cada ser humano se sume a un esfuerzo global, espontáneo y en donde los problemas sean cosas del pasado.

Suecia, según me han contado los muchos suecos que hacen turismo en Guatemala, representaba calidad de vida; era la personificación del manto caliente de un estado centro-izquierda funcional y económicamente pudiente. Y califico a Suecia como una cultura más madura.

Pensé que Suecia y países similares pagaron con sangre su ignorancia hace cientos de años, en guerras, feudos, mitologías destructivas y una justicia espontánea y brutal parecida a los linchamientos en nuestra país. La forma de ejercer justicia en Suecia, después de cientos de años, fue destilada y mezclada con otras ideas hasta convertirse en lo que ahora es la estructura cultural orgánica y teórica de esa nación. El éxito de Suecia fue más una reducción de crimen que un incremento en fuerzas policiales y medidas punitivas.

Los suecos aprendieron a través de prueba y error. Ese conocimiento se grabó en la cultura y se heredó de generación en generación. Lo que hace que Suecia describa a sus ciudadanos como un oasis de tranquilidad y organización social es que los mismos suecos educan a la siguiente generación de suecos creando algo que es conocido como “Sentido común”. El papá y la mamá sueca, los profesores, la policía y la comunidad en general contribuían a enseñar y reforzar un set de reglas funcionales, todos motivan a todos a tener “buenas costumbres” para y con sus compatriotas. Y eso sí funciona. El resultado colectivo es una nación envidiable, con altos índices de desarrollo, con ayuda humanitaria a otros países, líder en el campo tecnológico, industrial, científico y filosófico.  

Yo esperaba que Guatemala madurara  de forma parecida, pero con una importante diferencia: La cultura de Guatemala tiene dos ingredientes: El conocimiento teórico importado y el conocimiento empírico sub-representado.

La estructura "teórica" de la cultura (Es decir las leyes, modelo de gobierno, modelo educativo, paradigma religioso oficial) son provenientes de ideas importadas, impuestas desde la colonia y la estructura “orgánica” de la cultura, (Es decir, la evolución social empírica y espontánea de Guatemala) que aprendemos mediante la práctica, en la realidad del día a día conforman la bicefalia de nuestra cultura. Esta es la base estructural de la idiosincrasia Maya-Europea, que podríamos llamar: "Cultura Chapina". No es lo mismo aprender a resolver un problema cómo población usando herramientas y definiciones importadas que resolverlo en base a nuestra propia experiencia. Y en efecto, ganaremos mucho en la medida en que seamos capaces de modificar la estructura teórica de nuestra cultura y estructura espontánea para que obedezca más a las realidades folclóricas de nuestra Guatemala. Crear una cultura y una estructura social coherente a nuestras raíces híbridas, que ponga fin a nuestros conflictos de identidad y nos una en una sola identidad, es sólo la mitad de la solución. La otra mitad es adaptarnos a una nueva cultural global, en donde asumimos nuevos deberes y nuevos derechos como ciudadanos del mundo, en un nuevo paradigma que apenas y empieza a ser reconocido por la humanidad y en donde también tenemos que asumir nuestra nueva identidad como ciudadanos del mundo. Pues aunque hay quienes se niegan a ver esta realidad, esta es una realidad, tan natural y comprobada como la historia del humanidad misma.

Nos conviene más entendernos como una comunidad global, ausente de nacionalismos, clasismos y otras segregaciones superficiales, y entender que los más vulnerables de nuestros hermanos, nos hacen también vulnerables a nosotros. Mientras existan personas con poco que perder, todos estamos en situación de riesgo. Mientras nos parezca lejano e inconsecuente el resto del mundo, estaremos dandole la espalda y cerrando los ojos a una amenaza real y cruel que crece a velocidad alarmante. Mientras cerremos los oídos a los problemas y necesidades de nuestros hermanos del Medio Oriente, Africa, india, china, Amazonas, Las fabelas, los grupos indigenas marginados, la crisis de hambre en Guatemala, ignoremos las urgentes necesidades de la biosfera planetaria o nos sintamos incapaces de someter a la justicia a los individuos poderosos que permiten guerras y conflictos violentos, nosotros, el pueblo del mundo, somos vulnerables. Esto es especialmente evidente al ver este artículo de GateStoneInstitute en donde dos poblaciones vulnerables son puestas unas contra otras en un cruel evento que parece la versión masiva de los Juegos del Hambre:

"Hay que entender que los suecos tienen mucho miedo cuando su pueblo construye un asilo para refugiados. Ellos pueden ver lo que ha ocurrido en otros lugares." - dice un Vendedor de sistemas de alarma. Desde que el Parlamento decidió en 1975 que Suecia debe ser multicultural y no sueca, la delincuencia se ha disparado. El crimen violento ha aumentado en más del 300% y las violaciones se han incrementado en un increíble 1472%. Muchos suecos ven la inmigración masiva como un matrimonio forzado: Suecia está obligada a casarse con un hombre al que no eligió, sin embargo, se espera que el amor y honrarlo, a pesar de que la golpea y la trata mal. Sus padres (el gobierno) dicen que ella sea cálido y muestran solidaridad con él. "¿Está el Estado y ahora de acuerdo en que se está renegociando nuestro contrato mutuo?" - Alexandra von Schwerin, cuya granja fué robada tres veces. La policía se negó a ayudar.

Érase una vez un estado de bienestar seguro llamado Suecia, donde la gente rara vez cerradas sus puertas. Ahora, este país es un estado vigilante nocturno - cada hombre es por su cuenta.

Cuando el ministro de Justicia, Morgan Johansson, anima a violar la ley, significa abrir las puertas a la anarquía. Sr. y Sra. suecos tienen toda la razón para estar preocupados, con la llegada de 190.000 inmigrantes no cualificados y desempleados espera que este año - equivalente al 2% de la población actual de Suecia. El número es como si 6,4 millones de inmigrantes sin recursos que no hablan Inglés llegaron a Estados Unidos en un año, o 1,3 millones de dólares en Gran Bretaña. Y los suecos están preparando: la demanda de armas de fuego licencias está aumentando; cada vez más los suecos se están uniendo a los clubes de tiro y comenzando grupos parapoliciales. Después de un ligero descenso en 2014, el número de nuevos permisos de armas ha aumentado significativamente de nuevo este año. De acuerdo con estadísticas de la policía, hay 1,901,325 armas con licencia, propiedad de 567,733 personas, en Suecia. Añádase a esto un número indeterminado de armas ilegales. Para obtener un permiso de armas en Suecia, es necesario tener al menos 18 años de edad; respetuoso de la ley; bien educados, y tener una licencia de caza o ser miembro de un club de tiro autorizado. En 2014, 11.000 personas recibieron una licencia de caza: un 10% más que el año anterior. Uno de cada cinco era una mujer.” - http://www.gatestoneinstitute.org/6865/sweden-anarchy

Sobre Gatestoneinstitute:
Gatestone Instituto  es un consejo de política internacional sin fines de lucro, no partidista y de reflexión. Se dedica a educar al público:

·        Instituciones de la Democracia y el Estado de Derecho ;
·        Derechos humanos
·        Una economía libre y fuerte
·        Un militar capaz de garantizar la paz en el país y en el mundo libre
·        La independencia energética
·        Garantizar la estancia pública informado de las amenazas a nuestra libertad individual , la soberanía y la libertad de expresión .

·        Gatestone Instituto lleva a cabo conferencias, sesiones de información y eventos para sus miembros y otros nacionales e internacionales, con los líderes mundiales, periodistas y expertos - análisis, estrategias, y mantenerlos informados sobre temas de actualidad , y donde las posibles soluciones que recomiendan .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ponga sus opiniones, trate de ser lo más justo posible. Si puede, fundamente sus ideas con línks. La única razón por la que borrariamos un comentario sería porque contiene "Malas Palabras".

Productos Relacionados

Seguidores

Articulos más vistos